Economia
El sistema energético muestra otra vez un bajo rendimiento
Las empresas Edenor y Edesur no logran cubrir su déficit. El Gobierno cree que hubo un sabotaje.
Compartir en Facebook
El sistema energético muestra otra vez un bajo rendimiento
Las empresas Edenor y Edesur necesitan, en conjunto, más de mil millones de pesos para cubrir su déficit de caja de 2012, según estimaciones privadas. Ambas compañías explican el 40 por ciento de la distribución de electricidad a nivel nacional (ya que operan en Capital Federal y Gran Buenos Aires) y tienen más de 5 millones de clientes.

De acuerdo con un informe de la consultora Montamat & Asociados, con el congelamiento de tarifas en el área metropolitana se origina una distorsión con relación al interior del país. Por ejemplo, una familia porteña tipo paga 17,1 dólares por cada megawatt por hora, sólo un 17 por ciento de lo que factura la empresa provincial de energía (EPE) de Santa Fe y un 20 por ciento de lo que se cobra en Córdoba.

Ante este panorama, los dueños de Edesur (el grupo italiano Enel, que controla Endesa, dueña de la mayoría accionaria de la distribuidora) y los de Edenor (Marcelo Mindlin y Pampa Energía) realizaron varios pedidos para ajustar tarifas. Además, para financiar su déficit de 435,3 millones de pesos en 2011, Pampa Energía se desprendió de su participación en Edesa (distribuidora eléctrica de Salta), Edesal (San Luis) y Edelar (La Rioja).

En el mercado eléctrico calculan que para hacer frente al 35 por ciento de crecimiento de la demanda que se mantiene desde 2004, habría que invertir un promedio de entre 170 y 200 millones de dólares por año. En este marco, un reciente informe del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) graficó la realidad del sector: las interrupciones del servicio eléctrico de las distribuidoras nacionales aumentaron hasta un 90 por ciento en cantidad y un 175 por ciento en duración, entre 2003 y 2010.

LA MIRADA DEL GOBIERNO

El Gobierno nacional realizará una denuncia penal y pedirá a la Justicia que investigue las causas que provocaron el apagón eléctrico que afectó este miércoles a unos 850.000 usuarios en Capital y el sur del Gran Buenos Aires. "No podemos echarle la culpa al calor. Nos llama la atención el lugar y la hora donde se produjo el corte, más teniendo en cuenta que la línea no estaba funcionando al máximo de su capacidad", dijo el ministro de Planificación, Julio De Vido, en una conferencia de prensa ofrecida esta mañana.

Al respecto, luego de anticipar la presentación ante la Justicia para que se investiguen las causas del apagón, el ministro indicó: "Vamos a detectar, como se dice, ´quién bajó la palanca´". De Vido prometió que durante este jueves no se registrarán cortes masivos de energía eléctrica porque el sistema "va a reaccionar perfectamente dado que tiene los volúmenes necesarios preestablecidos".

Precisó el funcionario que para este jueves se espera un pico de demanda de 21.500 megavatios y señaló que el sistema eléctrico cuenta con unos 1.500 megavatios excedentes para responder a cualquier imprevisto. "No hay ningún problema de oferta ni de generación de energía. Además, tenemos los convenios con Brasil para acceder a unos 1.500 megavatios adicionales por encima de los 1.500 que ya nos sobran en el país", afirmó.

El funcionario señaló que el servicio estuvo interrumpido ayer durante poco menos de dos horas y fue restablecido en un 95 por ciento, por lo que reconoció que aún quedaban este jueves unos 55.000 usuarios sin abastecimiento de energía eléctrica. "No descartamos ninguna hipótesis", afirmó el ministro al referirse a las posibles causas que provocaron el apagón, y anticipó que las empresas Edesur y Edenor no serían sancionadas porque, en principio, no habrían sido las responsables.

El subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, recorrió esta mañana por aire los 23 kilómetros del tendido de la línea eléctrica que provocó el corte y no halló imperfecciones, según lo señalado. La inspección de Baratta se sumó a la de otros funcionarios de Planificación, personal de Edesur y efectivos de Gendarmería que hicieron una revisión en todo el tendido.

El corte se produjo por la caída de dos líneas de alta tensión de 220 kilovoltios que vinculan la subestación Hudson con la Central Costanera, que abastece al centro y varios barrios porteños y al sur del conurbano bonaerense. "No se detectaron fallas. Nos mueve por lo menos la curiosidad. Por eso, hemos instruido al ENRE para que haga una profunda investigación y realice una denuncia penal. Queremos que la Justicia también lo investigue", dijo De Vido.

En ese sentido, el ministro agregó: "No descartamos ninguna hipótesis. Vamos a detectar, como se dice, ´quién bajó la palanca´. Hasta ahora no hemos podido dictaminar qué es lo que pasó. Lo cierto es que aún hay 55 mil usuarios sin energía". Según De Vido, al momento del corte (18:04) las líneas que salieron del sistema estaban operando a un nivel de 600 megavatios, es decir, a la mitad de su capacidad máxima de 1.200, por lo que "no se puede culpar a la alta demanda por el calor".

Buenos Aires, NA.

Volver


Noticias Argentinas, presente en los medios de todo el pais
http://www.diarioepoca.com http://www.ambito.com
http://www.diariolareforma.com.ar/ http://www.a24.com/
http://www.eldiariodelarepublica.com http://www.carasycaretas.org/







Ingreso de Abonados

Twitter Agencia Noticias Argentinas Youtube Agencia Noticias Argentinas Facebook Agencia Noticias Argentinas

Las 5 mas vistas
1Hospitalizan al escritor italiano creador del comisario Montalbano
2 Juan Antonio Pizzi inició su segundo ciclo en San Lorenzo
3Frente de Todos: Massa primer candidato a diputado nacional
4 El apagón le costará al Estado unos 3,5 millones de dólares
5Primer acto de campaña: Urtubey recibió a Lavagna en Salta
La sal del deporteUn tipo vivo y un caso violencia de género
Un tipo vivo y un caso violencia de género Un tipo vivo. Foto: NA/Mariano Sánchez.
El presidente del Club Atlético Huracán demostró que es un hombre astuto y por eso está dónde está. Porque tiene años, pero como decía Don Julio, "El viento también es viejo y sigue soplando".