Sociedad
Para la Justicia, Barreda ya no necesita asistencia psiquiátrica
De este modo, se ordenó el cese de una de las condiciones que se le habían impuesto al cuádruple homicida para concederle la libertad condicional: la de concurrir periódicamente a recibir asistencia psíquica.
Compartir en Facebook
Para la Justicia, Barreda ya no necesita asistencia psiquiátrica
La Justicia penal platense ordenó este lunes el cese de una de las condiciones que se le habían impuesto al cuádruple homicida Ricardo Barreda para concederle la libertad condicional: la de concurrir periódicamente a recibir asistencia psicológica y psiquiátrica.

En tal sentido, voceros judiciales indicaron que el camarista Raúl Dalto, que en esta causa oficia como juez de Ejecución, hizo lugar al pedido del abogado defensor de Barreda, Eduardo Gutiérrez.

La semana pasada, Barreda, junto a su abogado, explicó los motivos de su pedido, basado en informes de los profesionales que lo tratan en Capital Federal.

Hace 20 días, esos profesionales enviaron un informe a la Cámara Penal platense, en el que detallaron que el odontólogo les manifestó que no tiene necesidad de concurrir y que ellos entienden que no es importante que siga tratándose.

Dalto explicó que cuando le fue concedida la libertad condicional a Barreda, se le impuso seguir con un tratamiento psiquiátrico y psicológico, con informes mensuales.

Los mismos que realizaron esa tarea, sin perjuicio de no tener potestad para ordenar el cese del tratamiento impuesto judicialmente, sostienen que como ya fuera informado previamente, "la situación de pareja de Barreda y la señora Berta André ha mejorado ostensiblemente no presentando situaciones conflictivas que hicieran temer por manifestaciones de violencia entre ambos, tal como sucedía cuando ese Tribunal estableció, preventivamente en abril de 2009".

En su resolución el camarista Dalto también dijo que los mismos profesionales detallaron que "asimismo se ha podido ir trabajando dificultosamente con recuerdos que le resultan dolorosos y que están referidos al hecho traumático que pasó en el momento de ejecutar el acto del homicidio de su esposa, sus dos hijas y su suegra".

"Pero así acuden también a su memoria momentos gratificantes que tuvo en relación a sus dos hijas y su mujer", dictaminaron en su momento los psiquiatras y psicólogos que lo trataron. En la resolución, siempre citando a las conclusiones de los profesionales, se señaló que "en este contexto puede afirmarse que Barreda ha tomado conciencia de la gravedad de su conducta, que se muestra a través de distintas expresiones del mismo en sus sesiones terapéuticas".

"Esto le provoca -se agrega- sentimientos depresivos que han venido siendo trabajados en su tratamiento, sobretodo la conciencia de que estos sentimientos lo acompañarán de por vida". "Conjuntamente ha venido sufriendo sentimientos de culpa expresados espontáneamente por Barreda, que también se considera van a existir siempre.

Situaciones estas, que parecen encontrar comprensión y que producen ciertos efectos sobre su persona pero que ha ido tramitándolas adecuadamente, debe destacarse que se ha mantenido psiquiátrica y psicológicamente compensado no requiriendo la utilización de tratamiento psicofarmacológico", expresaron los expertos, afirmó Dalto.

En base a estas conclusiones y a los informes del Patronato de Liberados, el juez resolvió hacer cesar la condición del tratamiento (persisten las de presentarse periódicamente al Patronato, fijar domicilio y abstenerse de consumir bebidas alcohólicas o drogas), aunque aclaró que éste podría retomarse en cualquier momento en caso de ser informada la necesidad.

En marzo del año pasado los jueces de la Sala I de la Cámara penal Pedro Soria y María Silvia Oyhamburu, le otorgaron la libertad condicional a Barreda, tras analizar el fallo del camarista Dalto, quien en enero de ese año había rechazado el pedido de la defensa.

En esa oportunidad, Dalto ofició de juez de ejecución y sus pares de la Cámara como instancia de revisión. El 15 de noviembre último se cumplieron 20 años de los cuatro crímenes que conmocionaron al país. En 1995 la Sala I de la Cámara Pena l -por entonces integrada por los jueces Soria, Eduardo Hortel y María Rosentock- condenó a Barreda a perpetua por los homicidios de su mujer, Gladys Mc Donald (57), sus hijas Cecilia (26) y Adriana (24) y su suegra, Elena Arreche (86).

La Plata, NA.


Volver


Noticias Argentinas, presente en los medios de todo el pais
http://www.mdzol.com/ http://www.laopinion-pergamino.com.ar
http://www.diariolareforma.com.ar/ http://www.surenio.com.ar
http://www.diariopopular.com.ar http://www.diariobae.com/







Ingreso de Abonados

Ganges: desaparece mago en acto de ilusionismo
Se sumergió este domingo en el río totalmente encadenado para probar que podía salir rápidamente. Pero aparentemente no logró su cometido, informó la policía.

Modernizarán el Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande
Lo anunciaron los gobiernos de la Argentina y la República Oriental del Uruguay. La inversión comprometida es de 80 millones de dólares.

Twitter Agencia Noticias Argentinas Youtube Agencia Noticias Argentinas Facebook Agencia Noticias Argentinas

Las 5 mas vistas
1Cuatro de cuatro para el Frente de Todos
2 Formosa: Gildo Insfrán conseguía el séptimo mandato consecutivo
3Gustavo Melella ganaba las elecciones de Tierra del Fuego
4 El peronista Perotti desbancó al socialismo en Santa Fe
5En el mercado automotor, crece la venta de los vehículos usados
La sal del deporteUn tipo vivo y un caso violencia de género
Un tipo vivo y un caso violencia de género Un tipo vivo. Foto: NA/Mariano Sánchez.
El presidente del Club Atlético Huracán demostró que es un hombre astuto y por eso está dónde está. Porque tiene años, pero como decía Don Julio, "El viento también es viejo y sigue soplando".