Causa Nisman: duro cruce entre Arroyo y Fein

La jueza dijo que recusó a Fein porque "está conduciendo la investigación con un interés manifiesto" en "probar únicamente que fue un suicidio" y la fiscal que se siente "muy agraviada" por la recusación.

La exesposa de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, y la fiscal Viviana Fein protagonizaron hoy un fuerte cruce de acusaciones y cuestionaron mutuamente el rol de cada una en la investigación de la muerte del extitular de la Unidad Fiscal AMIA.

Arroyo Salgado, querellante en la causa, señaló que recusó a la fiscal Viviana Fein porque "está conduciendo la investigación con un interés manifiesto" en "probar únicamente que fue un suicidio".

Por su parte, Fein dijo que se siente "muy agraviada" por la recusación y advirtió que "nunca" en las causas que llevó adelante vio "una querella que no trabaje al lado de la fiscal".

La querellante y la fiscal hablaron en simultáneo por dos radios diferentes, en las que se cruzaron acusaciones en torno a cuestiones técnicas de la causa -como la conformación de la junta médica que debía analizar las pericias- e incluso a la honestidad de cada una en sus acciones.

En declaraciones a radio Mitre, Arroyo Salgado sostuvo que Fein "está conduciendo la investigación con un interés manifiesto en el resultado del proceso" porque "se aferra a probar únicamente que fue un suicidio" y "lleva la investigación con falta total de neutralidad y objetividad".

La también jueza federal de San Isidro indicó además que la fiscal y su secretario "incurrieron en falsedad ideológica" cuando informaron la designación como perito de Enrique Prueger, recusado por la querella.

Según Arroyo Salgado, "la fiscalía informó en el expediente" que Prueger "estaba de paso por Buenos Aires" y "ofreció su colaboración" pero Prueger "manifestó que no se presentó espontáneamente sino que el secretario de la fiscalía lo llama y le transmite que lo necesitan en forma urgente".

La querellante también acusó a Fein de no haber interrogado "con mucho nivel de detalle" a Diego Lagomarsino, el experto informático que trabajaba con Nisman y que le dio el arma que le provocó la muerte, y en este sentido subrayó que "el testimonio de Lagomarsino tiene dos hojas".

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA EN EL SERVICIO DE ABONADOS.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario