INTERNACIONALES | Chile | Incendio

Crece la tensión en Santiago con el incendio de un edificio de empresa eléctrica

Miles de personas quedaron sin poder movilizarse. Hubo enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

Santiago de Chile se encuentra paralizado por las protestas por el alza del precio del pasaje del Metro que se extendieron a lo largo de este viernes por toda la ciudad con destrozos y actos violentos en las calles, lo que motivó el cierre de todas las líneas del suburbano y dejó a miles de personas sin forma de movilizarse y que se agravaron esta noche con el incendio de una compañía eléctrica.

Esta noche, cerca de las 22:00 horas, un incendio descomunal afectó al edificio corporativo de ENEL en el centro de Santiago, ubicado en calle Santa Rosa al llegar a La Alameda, emergencia que fue controlada pasadas las 23,15 horas según confirmó el comandante de Bomberos Luis Huerta, quien añadió que a su llegada evacuaron a 40 trabajadores.

En concreto, el fuego partió y consumió las escaleras de emergencia que llegarían hasta el piso 17 de la estructura y la Intendencia Metropolitana confirmó que oficinas del piso 10 y 12 se vieron afectadas por este hecho.

Voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Santiago llegaron al lugar por calle San Isidro a modo de atender la emergencia con cuatro carros, cada uno con una escalera telescópica. Durante su actuar, voluntarios acusaron haber sido víctimas de “ataques aislados de algunos manifestantes”.

En el quinto día de protestas en varias estaciones del Metro, con centenares de jóvenes colándose sin pagar, causando destrozos y enfrentándose a la Policía, los disturbios fueron en aumento hasta provocar el caos en varios puntos de la ciudad, entre los desórdenes y la masa de personas que quedó sin locomoción.

Uno de los epicentros de la protesta fue la céntrica Plaza Italia, donde las calles están cerradas al tráfico con barricadas de vallas metálicas y algunas hogueras, una imagen que se reitera en varios puntos de la capital trasandina, con destrozos en el mobiliario externo de las estaciones de metro y enfrentamientos con la Policía.

El gobierno invocó a ley de seguridad del Estado, una legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas, luego de una reunión entre el ministro del Interior, Andrés Chadwick y el presidente Sebastián Piñera.

"Hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado para quienes resulten culpables de causar daño en el Metro y su funcionamiento.

Hemos presentado querellas por Ley de Seguridad del Estado que establece penas muy severas", dijo Chadwick.

Dejá tu comentario