INTERNACIONALES | coronavirus | contagios | casos

Rebrote de coronavirus: el título más temido en Europa

Varios países, entre otros Portugal, Alemania, España y Reino Unido, han puesto en marcha nuevas medidas para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Varios países europeos, entre los cuales están Portugal, Alemania, España y Reino Unido, dispusieron nuevas medidas para frenar la propagación del nuevo coronavirus y el incremento de ocupación hospitalaria en una cada vez más acentuada segunda ola de contagios.

A la vez que la segunda ola de coronavirus se extiende rápidamente entre los países europeos, diversos Estados refuerzan medidas que buscan limitar los contactos sociales para impedir el incremento de contagios.

En la mayoría de los casos se intenta evitar un nuevo bloqueo general, debido a las consecuencias económicas negativas.

Alemania, con cifras de contagios no vistas desde abril, aplica restricciones a bares y restaurantes; Francia anunciará en la jornada nuevas medidas; en Cataluña, España, el Gobierno ordenó el cierre de la hostelería; en Reino Unido un alto incremento de las muertes preocupa al Gobierno, mientras que República Checa registra su segunda cifra más alta de contagios desde el estallido de la pandemia.

Este 14 de octubre Inglaterra, una de las cuatro naciones de Reino Unido, empezó a aplicar un plan diseñado por el Gobierno del primer ministro de Boris Johnson que prevé una escala de tres niveles de alerta para hacer frente de manera regional a la rápida propagación del coronavirus en el país.

La mayoría de Inglaterra está en el nivel más bajo de esta escala, que implica la prohibición de reuniones de más de seis personas y el cierre de locales de hostelería a partir de las diez de la noche, mientras que el segundo impide cualquier reunión entre personas que no viven bajo el mismo techo.

El tercero, el máximo nivel de alerta, obliga, además, al cierre de bares y "pubs" y en este se recomienda no entrar o salir de estas zonas de mayor restricción, como es el caso de la región de Liverpool, la más afectada de todo el territorio.

Los estados de Alemania acordaron este miércoles extender las medidas contra la propagación del nuevo coronavirus a partes más grandes del país, debido al aumento de nuevos casos.

Las restricciones incluyen toques de queda nocturnos, cierre de bares y limitación de reuniones privadas.

Sin embargo, la canciller Ángela Merkel advirtió que podrían ser necesarias restricciones aún más duras si estas limitaciones no logran detener el aumento del número de personas que contraen el virus, con el fin de evitar llegar a un segundo bloqueo y confinamiento total, que podría tener un impacto aún más devastador en la economía.

"Lo que hagamos en los próximos días y semanas será decisivo para superar esta pandemia", dijo Merkel en una rueda de prensa, luego de una reunión con los jefes de los 16 estados del país. Sin embargo, agregó que el objetivo es salvaguardar la economía.

Merkel instó de manera particular a los jóvenes a hacer su parte para detener la propagación del coronavirus después de los brotes localizados en algunas ciudades.

"Debemos pedir especialmente a los jóvenes que se abstengan de algunas fiestas ahora, para tener una buena vida mañana o pasado", dijo.

Estas declaraciones se produjeron luego de que Alemania registrara 5.132 nuevos contagios, en las últimas 24 horas, la cifra diaria más alta desde abril.

Además, reportó otras 40 muertes por el virus.

Portugal registró este miércoles 2.072 casos en una jornada, un nuevo récord durante la pandemia y un salto considerable con la media de los últimos días, en los que había sumado poco más de 1.200 infecciones diarias.

El estado de alerta fue elevado y se aplicaron nuevas restricciones que incluyen prohibición de reunión de más de cinco personas en la calle y espacios cerrados.

https://twitter.com/antoniocostapm/status/1316376838835515393

Preocupa especialmente el número de casos activos, que también muestra una diferencia de 24 horas nunca antes vista: 1.619 casos, que elevan el total de activos a 34.583 personas.

"Tenemos que clasificar la evolución de la pandemia en nuestro país como una evolución grave", comentó el primer ministro António Costa.

Luego anunció la limitación de las reuniones, con un máximo de 50 asistentes a los eventos familiares como bodas o bautismos.

Allí preparaban un proyecto de ley para que próximamente se convierta en obligatorio el uso de la mascarilla en la calle, actualmente solo recomendado.

También se propondrá la obligatoriedad de descargar la app de rastreo del virus Stayaway Covid, "en contexto laboral, escolar y académico, en las fuerzas armadas y fuerzas de seguridad y en la administración pública".

España, por último, se alarmó con la cantidad de nuevos contagios de este miércoles (casi 12 mil).

FUENTE: NA/France24.com

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario