DEPORTES |

Delfino, reflexivo: el arbitraje del sábado "fue horrible"

El árbitro hizo una autocrítica sobre su tarea en el partido entre Vélez y Arsenal, en Liniers. Sancionó un penal, echó a un jugador y luego se retractó de ambas decisiones.

El árbitro Germán Delfino consideró que hizo lo que debía "al cambiar el fallo y continuar el partido" en el cual sancionó un penal, echó a un jugador y luego se retractó de ambas decisiones, pero reconoció que "el procedimiento fue horrible" y que son cosas que no le "pueden pasar" en un encuentro.

"Me fui muy mal, porque el procedimiento fue horrible y son cosas que no me pueden pasar. No sé explicar cómo me siento, pero es algo que nunca me pasó en años", reveló, tras lo cual manifestó: "Yo creo que hice lo debido al cambiar el fallo y continuar con el partido".

El árbitro quedó en el eje de la polémica después de cobrar un penal a favor de Vélez, expulsar al defensor de Arsenal Daniel Rosero Valencia y luego dar marcha atrás al ser avisado por uno de sus asistentes de su error.

De todas maneras, Delfino no aclaró si se retractó porque su colaborador se dio cuenta de la equivocación por cuenta propia o por haber observado la jugada en la televisión, algo que está prohibido en el reglamento y todo indica a que le avisaron de la falla al cuarto árbitro.

"Yo veo una mano arriba. Ante las protestas de todos le pedí calma a los jugadores, quienes en ese momento no escuchaban nada. Unos me decían que no era mano del jugador de Arsenal y otros decían que sí era mano.
Por eso me tomé el tiempo necesario y la decisión, porque así lo creí correspondiente", dijo.

En tanto, Delfino señaló: "Somos un equipo, valoro el trabajo de los muchachos, pero el no resolver rápido genera confusión. Si hicimos justicia me voy tranquilo y además quiero valorar el respeto de los jugadores de ambos equipos, porque protestaron sin faltar el respeto y después continuaron jugando y dejándome dirigir".

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario