Sociedad |

Doble crimen de Lincoln: hallan ahorcado al prófugo

Era la ex pareja de la señora y lo buscaban desde que se descubrieron los dos asesinatos. Se llamaba Miguel Angel López. Las víctimas eran Roxana Bustos, de 34 años, y su hija de 10.

Un sujeto con antecedentes por violencia de género asesinó a puñaladas a su ex pareja y a su hijastra de 10 años en una vivienda de la localidad bonaerense de Lincoln, y horas más tarde fue hallado ahorcado en un campo de las afueras.

El hombre había sido señalado por otro hijo de la mujer, un chico de 14 años, que logró escapar del lugar del ataque con su hermanito, un bebé de pocos meses de vida. El adolescente, según indicaron medios de prensa locales, aseguró que el asesino, identificado como Miguel Angel López, mató a la mujer y a la nena y luego escapó de la escena del crimen en su bicicleta.

El comisario Roberto Peralta informó que López contaba con denuncias por violencia de género realizadas por dos parejas anteriores.

La mujer asesinada resultó ser Roxana Bustos, de 34 años, de quien López se había separado recientemente, de acuerdo con lo señalado por los investigadores del caso.

El jefe policial indicó que tras recibir una herida de arma blanca en el cuello, la niña Evelyn Sarmiento, que es hija de Bustos y de una pareja anterior, al igual que su hermano "caminó unos 200 metros hasta conseguir que un vecino la ayude y la llevara a un hospital, donde lamentablemente murió".

Según indicó el jefe policial, los dos hijos mayores de Roxana eran fruto de relaciones anteriores, mientras que con López había concebido al más pequeño.

Ni bien conocido el caso, la policía dispuso un amplio operativo de rastrillaje en busca del sospechoso, quien finalmente fue hallado sin vida, pendiendo de un árbol en un campo ubicado en una zona de difícil acceso a unos 14 kilómetros de Lincoln, cerca de la localidad de Bayauca.

El intendente de Lincoln, Jorge Fernández, confirmó en declaraciones radiales que el cuerpo hallado ahorcado pertenece a López.

El doble crimen causó conmoción en una ciudad en la que hasta hace pocos días el tema principal era otro horroroso hecho, ya que el 17 de diciembre pasado el albañil Adalberto Cuello fue condenado a la pena de prisión perpetua por el crimen de Tomás Dameno Santillán, un niño de nueve años que era hijo de su ex pareja.

Tomás fue encontrado muerto a golpes, algunos de ellos realizados con una pala, en un descampado de Lincoln el 17 de noviembre de 2011, dos días después de haber desaparecido luego de salir de la escuela a la que concurría.

Buenos Aires, NA.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario