Nisman cruzó a Timerman y negó haber sido influenciado por el espía Stiuso

"Todo lo que tenga que decir el imputado Timerman lo vamos a hablar delante del juez, no le voy a contestar", sostuvo el fiscal, tras las declaraciones del canciller.

El fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, ratificó este jueves su acusación contra la presidenta Cristina Kirchner y el canciller Héctor Timerman, a la vez que negó la supuesta influencia del exagente de Inteligencia Jaime Stiuso.

Minutos después de que Timerman cuestionara su denuncia y toda su actuación en la causa AMIA, Nisman sostuvo que "el negocio de un imputado es la polémica" y agregó: "Todo lo que tenga que decir el imputado Timerman lo vamos a hablar delante del juez, no le voy a contestar".

En declaraciones radiales y televisivas, el fiscal ratificó que el objetivo del Memorándum de Entendimiento "fue bajar las circulares rojas" que emitió Interpol contra los imputados iraníes y, de esta manera, contradijo uno de los argumentos esgrimidos por Timerman.

El canciller recordó una carta enviada a Interpol tras la firma del Memorándum en la que, según Nisman, se habla de captura internacional, lo cual es "algo totalmente diferente" a las circulares rojas.

Por otra parte, el fiscal se refirió puntualmente a las escuchas telefónicas en las que basó su denuncia y que
implicarían a la Presidenta, al canciller, al diputado y líder de La Cámpora, Andrés Larroque, al dirigente oficialista Luis D'Elía, y al líder de Quebracho, Fernando Esteche.

"Yo no investigué y no ordené las intervenciones (de los teléfonos) ni de Esteche, ni de Larroque, ni de D'Elia", aseguró Nisman y precisó que "ellos hablaban con el teléfono de (Jorge) Khalil", un referente de la comunidad iraní en la Argentina cuyo número telefónico "ya estaba intervenido".

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario