Sociedad |

Según la autopsia, Ismael Sosa no murió por golpes

Los primeros informes que se realizaron sobre el cuerpo del joven que apareció ahogado tras desaparecer del recital de La Renga en Córdoba arrojaron esos resultados.

La autopsia realizada al cadáver de Ismael Sosa, el joven bonaerense cuyo cuerpo fue encontrado el pasado 26 de enero pasado flotando en un lago de la provincia de Córdoba, adonde se dirigió para asistir a un recital del grupo La Renga, reveló que no murió a causa de golpes, según los primeros resultados conocidos.

Así lo confirmó el fiscal de Río Tercero Alejandro Carballo, quien explicó que los forenses le anticiparon que "las primeras conclusiones permiten descartar que la causa de muerte haya sido traumática" a la vez que indicó que "no se encontró evidencias de golpes, de cortes u otros traumas".

Carballo, que investiga si hubo violencia por parte de efectivos policiales de la provincia, de algún civil o de personal de seguridad privada, señaló que la determinación específica de la causa del deceso del joven estará sujeta al resultado de los informes anatomopatológicos y químicos que fueron ordenados este viernes, los cuales estarán listos en los próximos cinco días.

Según informó la prensa local, el fiscal destacó que en los primeros resultados de la autopsia aparecieron ciertos signos de asfixia por sumersión, aunque aclaró que no se descarta alguna causal patológica propia de una enfermedad o afección.

El fiscal no quiso anticipar ninguna opinión sobre el cambio de carátula de la causa, ya que con los nuevos resultados se puede inferir que se profundiza la hipótesis del accidente, desechando, una muerte violenta.

Córdoba, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario