CULTURA | Hollywood | Peter Bogdanovich |

El misterioso fuego de la estela de Peter Bogdanovich

Un repaso sobre la vida del influyente director de cine estadounidense.

Por Leo Damario.

La actriz Emma Stone dijo que Yorgos Lanthimos les hizo ver "What's up doc?" de Peter Bogdanovich para que preparen sus roles de La favorita. Cinta por la que la galardonada actriz estuvo nominada al Oscar. Aunque la cinta de Lanthimos remita más a Barry Lyndon meets 3 Women de Altman o un spin off satírico del segundo acto de La religiosa de Jacques Rivette con Anna Karina que "Whats up Doc?", es indudable la influencia del carácter screwball comedy de Peter Bogdanovich en la obra del cineasta griego.

Quizá Bogdanovich sea una de las figuras más influyentes de la historia del cine (entre los cinco sin lugar a dudas). Quentin Tarantino dijo públicamente, después de su cameo en "She's Funny that way" que en su lápida quería que dijese: "Yo actúe en una película de Peter Bogdanovich".

"She's funny that way" es la última cinta del director americano estrenada en cine, y puede que sea una de las últimas grandes comedias de Hollywood. Por eso no es casualidad que esté producida por Noah Baumbach y Wes Anderson (¿sus herederos?), ambos lo llaman papá y Polly Platt, ex mujer de Bogdanovich fue la primera productora de la dupla artística formada por Baumbach y Anderson.

Polly también fue productora de las primeras películas de Peter: Targets, The Last Picture Show y PaperMoon. Targets ha sido una gran influencia para el Tarantino de Erase una vez en Hollywood: Mientras Peter narra el declive de un actor de cine de género (interpretado por Boris Karloff), Quentin hace espejo con el declive de Rick Dalton (interpretado por Leonardo Di Caprio).

Los travelings constantes en Hollywood Boulevard de Peter sobre Tim O'Kelly conversan directamente con los de Quentin sobre Brad Pitt. Peter fue el primer cineasta en incluir un soundtrack por sobre un original score (o banda sonora). Herencia fundamental para el cine de Tarantino, Anderson o Richard Linklater.

Fue en el rodaje de The Last Picture Show que Polly, su esposa y productora, decide separarse cuando Peter comienza una relación furtiva con Cybill Shepherd. Yo tuve la suerte de conocer a Bogdanovich y estrechar su mano. Fue la noche en la que asistí a una charla que dio para presentar The Last Picture Show en Buenos Aires y narro cuando conoció a Cybil.

Ella era la cara de la revista Glamour y el estaba buscando el rol protagónico para su primer gran película cuando una mañana en el supermercado vio el magazine con el precioso rostro de Cybill en la portada. Peter se comunicó con su agente y se reunieron en la suite de un hotel de lujo. Mientras Peter y su agente conversaban sobre The Last Picture Show (un guión que era catalogado como dirty movie en el Hollywood de los 70s) Cybill deshojaba un tulipán tirada en el piso de la habitación.

Bogdanovich contó que mientras la observaba durante la entrevista pensó: "Así es como ella debe tratar a los hombres" y aunque no tuviese experiencia en cine, el director finalmente contrató a la modelo.

En el rodaje Peter le dijo a Cybill: "No se si me enamore de tu personaje o de vos". Semanas después el cineasta se divorció de Polly y se mudó junto a Cybill a la antigua casa de Elvis Presley en Los ángeles, donde el rey vivió junto a Ann Margret.

En ese momento, Peter fue uno de los primeros directores en salir en los tabloides por sus asuntos del corazón. En ese mismo momento junto a Francis Ford Coppola funda la Directors Company.

Es con esa productora que realizan la icónica Paper Moon. Esta película, que tituló así su amigo y colega Orson Welles está protagonizada por Ryan O'Neal y su hija Tatum (una de las actrices más jóvenes en ganar un Oscar). Las películas de Bogdanovich eran díscolas y con un registro actoral cercano al cine de los hermanos Marxs.

Bogdanovich fue de los primeros cineastas en volver a filmar en blanco y negro en pleno auge del color (según él porque Orson le dijo"las actuaciones se lucen más en blanco y negro"). Su relación con Orson derivó en un brillante film estrenado en Netflix el año pasado "The other side of the wind" en el cual el propio Peter actúa de un alterego de el mismo. Esta parábola maldita de la amistad entre los dos cineastas sufrió altibajos antológicos en su producción convirtiéndose en la obra post mortem de Welles. Welles ironizó tanto en el film sobre la relación de Peter con Cybill que la amistad llegó a su fin. Es que Bogdanovich fue el primero en hacer crossover entre modelos, novias de rockeros (Patty Hansen) y playmates con el cine, objeto de burla (¿envidia tal vez?) constante de parte de Orson.

Otro vínculo de Bogdanovich fue con Playboy que se gesta cuando un paparazzo de Hugh Hefner fotografía en top-less a Cybill en el rodaje de The Last Picture Show. Esos stills que eran originarios de la película Hefner los publica por adelantado en su revista.

Bogdanovich le inicia acciones a la revista y sale victorioso. Luego de producir Nickelodeon protagonizada por Burt Reynolds y Shepperd, el cineasta entra en una barranca abajo comercial y Hollywood le da la espalda. Directors Company se disuelve y su relación con Shepperd se termina. Sus películas no encuentran quien las acompañe. Es ahí que Playboy paga su deuda con el director y le produce una trilogía de films. Entre ellos Saint Jack con Ben Gazzara (actor fetiche de su amigo John Cassavetes). Bogdanovich ya en los 80s, conoce a Dorothy Stratten; una playmate en ascenso.

Ella actúa en su film Todos Rieron, producida también por Hefner, con Ben Gazzara y una de las últimas actuaciones de Audrey Hepburn (se puede ver la cita de Lanthimos a Todos Rieron en las escenas de tiro al blanco).

Dorothy y Bogdanovich inician un romance durante el rodaje del film. Pero, oh sorpresa, la muchacha estaba comprometida. Durante la postproducción del film el novio, bastante celoso, asesinó de un escopetazo a Dorothy y luego se suicidó. Nada más y nada menos que Bob Fosse dirigió su último film sobre esta historia titulado Star 80 y protagonizado por Mariel Hemingway. Finalmente, Todos Rieron no conoce estreno comercial y pasan más de 20 años hasta que Peter la presento de la mano de Wes Anderson.

La figura de Bogdanovich en la década de los ochentas volvió a ocupar las revistas sensacionalistas con el femicidio de Dorothy (hay un libro escrito por Bogdanovich titulado La Muerte Del Unicornio sobre el tema). En plena depresión, luego del devastador golpe emocional y en bancarrota Peter deja de filmar definitivamente hasta que recibe un llamado: "Mañana filmo en casa y quiero que dirijas una escena en la que actúo yo". Era su amigo John Cassavetes "¿Me estás diciendo que no me vas a hacer ese favor? Es muy importante; la escena es complicada y necesito tu ayuda, en serio".

Así fue que Bogdanovich filmó un par de planos junto a una puerta. Y así fue que gracias a John, Bogdanovich regreso a estar detrás de una cámara luego de muerte de Dorothy. Bogdanovich auto considerado viudo fue contenido por la hermana de Stratten. Al punto que inicio una relación con ella.

Louise Stratten fue su pareja desde 1988 hasta el 2001. A medida que la relación avanzaba parecía que Peter junto a varios cirujanos amigos, con quienes la enviaba a operarse, esculpían en Louise un clon definitivo de Dorothy.

"Pocas personas han logrado entender esta relación más allá de cuatro ideas superficiales sobre sustituciones y reemplazos. Pero, ¿por qué iban a entenderlo?", sentenció Peter en un libro.

El legado de Bogdanovich trasciende los aspectos cinematográficos, como su humor satírico sobre cierto sector social aristocrático (que yo también alzo sin pudor en Resentimental), el concepto de que el cine es un retrato epocal; la teatralización de una escena explotando todos los recursos cinematográficos desde el lente (una idea muy Mike Nichols que ahora explora Yorgos). El cine de heroínas que deshojan margaritas así como rompen corazones.

Desde Paul Thomas Anderson en Petróleo Sangriento (ver Paper Moon) a Somewhere de Sofia Coppola (volver a ver Paper Moon) su cine se ve en todos lados. Pero también su marca está en el savoir faire de la vida de un director. Alguien, como también lo fue Roger Vadim, donde su vida y su pensamiento es tan interesante como su obra.

Cinco pelis de Bogdanovich:

  • Paper Moon - 1973.
  • The Last Picture Show - 1971.
  • Targets - 1968.
  • They All Laughed - 1981.
  • She's Funny That Way- 2015.

Por Leo Damario, cineasta.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario