Intentaron desactivar la "bomba" Moyano

El Gobierno envió emisarios a última hora a negociar con el jefe de la CGT que atempere su discurso en Huracán. El ministro De Vido y De Mendiguren, entre los más preocupados.

El Gobierno intentó hasta esta madrugada un acercamiento con Hugo Moyano para que el jefe de la CGT modere su discurso previsto para hoy en el estadio de Huracán y evitar que contenga cuestionamientos directos a la presidenta Cristina Kirchner.

Según pudo saber Noticias Argentinas, los más preocupados por el discurso de Moyano fueron el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, quien visitó personalmente al jefe sindical en su oficina del gremio de Camioneros.

De Vido, por su parte, envió a su secretario privado José María Olazagasti a entrevistarse con Moyano, que estaba encerrado en su oficina, ocupado en la redacción del discurso que pronunciará este mediodía ante más de 50 mil trabajadores camioneros en Huracán.

En este escenario el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, salió a asegurar esta mañana que no existe "ninguna posibilidad" de que se registre una ruptura en la relación entre el Gobierno nacional y la CGT. "No existe ninguna posibilidad", enfatizó al rechazar la idea de un quiebre en la relación política entre la central obrera y la gestión kirchnerista.

El funcionario destacó que "ningún dirigente sindical" se refirió a la relación con el Gobierno en esos términos y advirtió que "todavía falta mucho" para las negociaciones salariales en paritaria. También se pronunció en contra de "decir que hay un quiebre porque el secretario general de la CGT (Hugo Moyano) hable de 'la inflación del supermercado' ".

Tomada aseguró que la presidenta Cristina Kirchner se mostró "a favor del reparto de Ganancias" de las empresas a los trabajadores, aunque evaluó que eso debe discutirse en cada uno de los sectores de la economía. "La Presidenta se mostró de acuerdo, destacó que en las empresas y sectores en las que se reparten ganancias entre los trabajadores se da un mayor nivel de coordinación y los trabajadores se interesan por el futuro de la empresa", subrayó Tomada.

Sobre ese punto, la CGT viene impulsando un proyecto de ley de reparto de Ganancias, mientras que la jefa de Estado se pronunció en contra de que ese mecanismo se consagre en una norma y pidió discutirlo en paritarias.

En forma paralela, Tomada defendió el proyecto de nuevo régimen de estatuto del Peón Rural, que fue rechazado por el titular del gremio UATRE, Gerónimo "Momo" Venegas. "Venegas primero decía que lo perseguíamos políticamente porque él estaba con (Eduardo) Duhalde y ahora dice otra cosa. ¿No será que no le gusta que se reforme el Registro Nacional de Trabajadores Rurales, que él maneja?", enfatizó Tomada.

El ministro advirtió que "la seguridad social en la Argentina" está centralizada y aseguró que el proyecto que impulsa el Ejecutivo sobre el régimen de trabajo rural da "derechos" a los trabajadores del sector.

Buenos Aires, NA.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario