La denuncia de Nisman contra la Presidenta, por ahora sin juez

Lijo se descartó de la causa por presunto encubrimiento que involucra a la presidenta de la Nación. Más tarde, Rafecas también se declaró incompetente. La denuncia sigue a la deriva.

La denuncia del exfiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA quedó por el momento sin juez, luego de que se excusara el juez federal Ariel Lijo y su par Daniel Rafecas siguiera sus mismos pasos, por lo sería la Cámara Federal la que defina quién es el que debe investigar.

Lijo decidió finalmente enviar a sorteo la expediente iniciado por el fallecido fiscal por el presunto encubrimiento de la causa AMIA, el que recayó en el Juzgado de Rafecas: de licencia hasta el 20 de este mes, el juez se habría comunicado con quien lo suplanta, Sebastián Ramos, y resuelto declararse incompetente, aunque la decisión todavía no había sido comunicada de manera formal.

Según indicaron varias fuentes consultadas por NA, Ramos se ausentó este lunes por enfermedad y no firmó nada, y mucho menos a la distancia Rafecas: por ello, una vez que se cumpla ese trámite, la causa volverá a Lijo y será la Cámara Federal la que defina quién es el que debe investigar.

Una versión dio cuenta, incluso, que Rafecas -anticipándose a que el sorteo podía determinar que la denuncia cayera en su Juzgado- dejó preparado un documento declarándose incompetente y devolviéndole la causa a Lijo, por entender que es éste quien debe tomar las riendas de la investigación.

Todo indica, entonces que, devuelta la causa a Lijo, intervendrá la Cámara Federal para determinar quién de los dos es competente, lo que podría dilatar aún más el trámite de la denuncia de Nisman: de quedar finalmente a cargo Rafecas, intervendrá el fiscal Gerardo Pollicita, quien deberá resolver si impulsa una investigación.

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario