ECONOMIA |

La deuda argentina supera los 200.000 millones de dólares

Esa cifra incluye los bonos en default. Con datos al 30 de junio último, la deuda era de casi 183.000 millones, con los 6.500 millones adeudados al Club de París.

Ahora que el gobierno argentino explicitó ante la Justicia estadounidense su propuesta de reabrir otra vez el canje, la deuda pública pasó a superar los 200.000 millones de dólares, si se contemplan esas obligaciones en default.

Estos datos, sumados a la reaparición del déficit fiscal en la segunda mitad del 2012, explicarían la decisión de la Casa Rosada de iniciar recortes de gastos en servicios como el transporte, la electricidad y el gas, y achicar el peso de los subsidios sobre las erogaciones del Tesoro.

Con datos al 30 de junio último, la deuda argentina totalizaba casi 183.000 millones de dólares, incluyendo los 6.500 millones adeudados al Club de París.

A esto deben sumarse unos 3.000 millones de dólares que los países ricos -ahora en severa crisis- reclaman por intereses, y otros 17.000 millones a abonar del Cupón PBI.

Si finalmente los fondos buitre son obligados a aceptar la oferta argentina de cobrar lo mismo que los bonistas que ingresaron al canje del 2010, se sumarían otros 11.000 millones de dólares. Así, en total la deuda argentina ronda los 214.000 millones de dólares.

A estas cifras se deberían sumar los juicios contra el Estado iniciados por más de medio millón de jubilados, de los cuales la ANSeS ya está saldando unas 20.000 sentencias por año.

Pero desde el propio gobierno alertan que el panorama se hará insostenible para las arcas públicas si la Corte Suprema de Justicia define extender a todos los jubilados los denominados "fallos Badaro y Ellif".

Si eso ocurre, la ANSeS ya adelantó que el fallo le costará 36.000 millones de pesos extra, que no está en condiciones de afrontar y pondría en riesgo el sistema jubilatorio.

Por otra parte, según datos oficiales, la deuda externa privada, al 30 de junio, totalizaba otros 71.000 millones de dólares.

El Gobierno está afrontando los vencimientos con distinas vías de financiamiento, la mayoría cuestionables, porque pone en riesgo jubilaciones, prestaciones de salud y respaldo de la moneda.

También echa mano de recursos de la ANSeS, cambiando deuda externa por interna, que se pueden terminar convirtiendo en un "pagadios" que arriesgue las futuras jubilaciones.

Por un lado apela a las reservas del BCRA, porque la presidenta las considera parte de los recursos del Estado y ya no fuente de respaldo de la moneda, como ocurrió durante la convertibilidad.

Las reservas del Banco Central se ubican en 43.292 millones de dólares, muy lejos de los 52.400 millones de febrero de 2011.

La sangría hubiese sido mayor si el gobierno no habría aplicado un cada vez más rígido cepo cambiario, que buscó frenar la fuga de capitales.

Las reservas igual siguieron cayendo por los pagos de deuda de este año -más de 5.700 millones de dólares- y por el retiro de depósitos en dólares en los bancos.

Los fondos atesorados por el BCRA incluyen, además, 5.000 millones de dólares prestados por bancos europeos a instancias del FMI, por lo que las reservas reales se ubican por debajo de los 40.000 millones.

Buneos Aires, NA.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario