DEPORTES |

Roger Federer, una leyenda cada vez más extensa

"Nunca olvidaré este momento: ganar el título y obtener al mismo tiempo la cifra mágica de 1.000 (victorias)", dijo emocionado Federer tras el partido.

Con su triunfo en la final torneo de Brisbane ante el canadiense Milos Raonic, el suizo Roger Federer alcanzó este domingo su victoria 1.000 en el circuito de tenis, una proeza que anteriormente solo lo habían logrado Jimmy Connors (1.253) e Ivan Lendl (1.071).

"Nunca olvidaré este momento: ganar el título y obtener al mismo tiempo la cifra mágica de 1.000 (victorias)", dijo emocionado Federer tras el partido.

Dos leyendas del tenis australiano, Roy Emerson y Rod Laver, fueron los encargados de entregar a Federer el trofeo de Brisbane y un premio especial por su victoria 1.000.

"Alcanzar los 1.000 triunfos delante de dos leyendas significa mucho para mí", añadió emocionado.

Federer necesitó dos horas y 13 minutos para derrotar a Raonic, un rival frente al que solo ha perdido una vez en las
nueve ocasiones en las que se han enfrentado hasta ahora.

Sin embargo, en algunos momentos del segundo y del tercer set pareció que el suizo tendría que esperar a la próxima semana en el Abierto de Australia para lograr su triunfo milenario, por 6- 4, 6-7 (2/7), 6-4.

"No es una victoria como las otras, porque nunca pensé en alcanzar las 500 o 800 (victorias). Esas cifras no querían decir nada para mí. Sin embargo 1.000, por muchas razones, tiene mucho significado. Es una cifra enorme", declaró.

A los 33 años, Federer se convierte en el tercer tenista de la historia en superar el millar de triunfos en el circuito masculino, tras el estadounidense Jimmy Connors (1.253) y el checoslovaco Ivan Lendl (1.071).

- Título 83 de su carrera -

Con esta victoria, Federer alcanza el 83er título de su carrera (¡en 125 finales!), a una semana de iniciarse el Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

El originario de Basilea comenzó el partido de forma arrolladora (6-4), con 15 golpes ganadores y solo tres errores no forzados para llevarse el primer set después de romper el servicio del canadiense en el tercer juego.

En el segundo parcial, tras una doble falta de Raonic, Federer se colocó 2-0 y parecía que la victoria no se le iba a escapar, pero el tenista de Toronto aumentó su nivel y recuperó el break, para apuntarse el set fácilmente por 7/2 en el tie break.

En algunos momentos del segundo y tercer set pareció que Federer no lograría su victoria 1.000, pero aprovechó otro error del canadiense para llevarse el triunfo.

Brisbane, Australia, AFP-NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario