INTERNACIONALES |

Más tragedias con inmigrantes cerca de las costas de Italia

Desaparecen 41 personas en otro naufragio, publicaron los medios de la península. Por otro lado, fueron detenidos 15 africanos musulmanes, acusados de haber arrojado al mar a doce cristianos.

Unos 41 inmigrantes desaparecieron durante un naufragio de una lancha neumática procedente de Libia, según los testimonios de algunos sobrevivientes a los socorristas italianos, informaron este jueves medios de prensa local.

Cuatro sobrevivientes contaron que en total 45 personas se encontraban en la lancha que naufragó en medio del Mediterráneo, según informó el noticiero de televisión Sky 24 Ore.

Quince inmigrantes de origen africano y confesión musulmana fueron detenidos este jueves a su llegada a
Sicilia (sur de Italia) acusados de haber arrojado al mar a doce cristianos después de una pelea en la barcaza en la que viajaban, informó la policía de Palermo.

El hecho habría ocurrido en el estrecho de Sicilia, las víctimas eran "de confesión cristiana a diferencia de su agresores de confesión musulmana" y las 15 personas detenidas son acusadas "de homicidio múltiple agravado por odio religioso", indicó la policía en un comunicado.

En este marco, Italia teme una nueva oleada de inmigrantes provenientes de Medio Oriente y Africa, tras la llegada en los últimos cinco días de 10.000 inmigrantes que cruzaron el Mediterráneo en barcazas para huir de conflictos y guerra civiles.

Sólo este jueves más de 600 personas, entre ellos varios menores de edad, llegaron a Trapani, en Sicilia (sur), tras ser rescatados por la guardia costera italiana y la marina militar.

Otro tanto estaba por desembarcar en el puerto siciliano de Augusta, al este de la isla, mientras se desconoce el paradero de 400 inmigrantes que naufragaron el domingo en el Mediterráneo, según contaron sobrevivientes que desembarcaron en Italia, interrogados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la ONG "Save the children".

Algunos de los sobrevivientes que fueron trasladados a Calabria, sur de la península, están enfermos, llegaron agotados tras la travesía, según informó a la AFP Guiseppe Princi, de la asociación "Nuova Solidaritá", que garantiza una asistencia inicial.

"Se trata de una situación dramática, están traumatizados, durmieron en el piso en carpas", contó a la AFP Princi.

Buena parte de los inmigrantes provienen de Somalia y Eritrea, son muy jóvenes, están muy sucios y algunos presentan heridas en las piernas, según constató la AFP.

La situación se ha agravado debido a la situación de violencia en Libia, de donde zarpan buena parte de los africanos, quienes antes de partir estaban encerrados en campos y fábricas abandonadas y en pésimas condiciones.

Los sobrevivientes serán trasladados a centros de acogida del centro y norte de la península, a pedido de las autoridades.

Animados por las buenas condiciones climáticas, numerosos subsaharianos huyen de la pobreza y la guerra en sus países y arriesgan sus vidas cruzando el Mediterráneo en precarias condiciones.

Según el plan de las autoridades serán distribuidos en campos para refugiados de todo el país, de norte a sur, pese a las polémicas y negativas de dos gobernadores de regiones industrializadas que rechazan acogerlos.

"Rechazamos esa invasión, aquí no hay más lugar", declaró el gobernador de Lombardía.

Roma, AFP-NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario