"No agachar la cabeza ante los poderosos tiene altos costos"

Lo aseguró la presidenta Cristina Kirchner en Ezeiza, durante un acto en el que defendió la figura de su hijo, Máximo.

La presidenta Cristina Kirchner advirtió este martes que "no agachar la cabeza ante los poderosos tiene altos costos políticos y personales", al compartir un acto junto a los principales precandidatos del oficialismo para la sucesión presidencial, el gobernador Daniel Scioli y el ministro Florencio Randazzo.

"Los que no tenemos la memoria frágil tampoco tenemos el sí fácil. Pudo Daniel ir a supervisar la escuela primaria en Tres de Febrero. Pudo Florencio traer los trenes. Pudo Mariano (Recalde) llevar adelante esta empresa. Pero sepan que todos los que quieran ser algo que para hacer estas cosas muchas veces hay que decir que no, tener coraje y no agachar la cabeza ante los poderosos", subrayó la mandataria tras presentar un nuevo avión que se suma a la flota de Aerolíneas Argentinas.

Cristina Kirchner agregó que "esto tiene altos costos políticos y personales", entre lo que mencionó "agravios, descalificaciones, injurias y persecuciones", pero completó: "Estoy dispuesta a seguir recibiendo insultos y persecuciones si con eso contribuyo a dejar un país mucho mejor que el de 2003".

En Ezeiza, la Presidenta salió también en defensa de su hijo y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, al advertir que lo "atacan" sólo por "formar organizaciones políticas de jóvenes", al tiempo que dio un fuerte espaldarazo a Mariano Recalde, precandidato a jefe de Gobierno porteño por el FPV.

La mandataria mostró una tapa del diario Clarín de mayo de 2001 en la que se informaba sobre un conflicto gremial en la línea aérea de bandera y destacó que la "frase del día" pertenecía en cambio a Antonio De la Rúa, hijo mayor del por entonces presidente Fernando De la Rúa "sobre su relación con la cantante Shakira".

"´Sí, vamos a casarnos´, decía. Cuando veo esto y después pienso en mi hijo que lo atacan tanto... ¡Y claro! ¡Cómo no lo van a atacar! ¡Si prefieren hijos que hagan otras cosas y no se dediquen ahora a fundar o a formar organizaciones políticas de jóvenes!", sostuvo la jefa de Estado. Resaltó además que Máximo "tiene la sangre de la política".

En el marco del proceso de renovación de su flota internacional, Aerolíneas Argentinas incorporó un Airbus A-330 cero kilómetro, que elevó a 70 la cantidad de naves con las que cuenta la línea de bandera. Durante el acto de presentación del avión en el Aeropuerto de Ezeiza, Cristina definió al flamante avión como "una maravilla de comodidad y de tecnología" y recorrió su interior junto al presidente de la línea de bandera, Mariano Recalde.

El avión llegó procedente de la fábrica Airbus en Toulouse, matriculado como LV-FVH, y cuenta con 24 plazas de asientos
lie-flat, para la clase Club Cóndor, y 243 asientos en clase turista.
Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario