INTERNACIONALES |

Nubes estropean el espectáculo de un eclipse de sol

Poblaciones de Europa, África, Asia y Oriente Medio esperaban contemplar el fenómeno a pleno, pero en la mayoría de los casos la nubosidad fue la que ocultó al astro rey, no la Luna.

La luna se "comió" al sol el viernes durante el eclipse solar, deslucido en muchas partes del hemisferio norte por un tiempo nuboso, por lo que sólo algunos privilegiados pudieron admirar el espectáculo desde un archipiélago remoto del Ártico o a bordo de un avión.

Las poblaciones de Europa, el noroeste de África y de Asia y Oriente Medio esperaban contemplar a placer el fenómeno, pero en la mayoría de los casos han sido las nubes y no la luna las que han escondido al astro rey.

Las redes sociales se lanzaron a comentar esa cita astral, en gran parte estropeada, y en ellas las fotos más o menos magistrales compartieron espacio con bromas de observadores decepcionados.

"Ok, se ha acabado. Afortunadamente, la próxima vez que haya un eclipse en Gran Bretaña estaremos todos muertos", ironizaba un tuitero británico, Mark Wallace.

Así, a mucha gente residente en el Reino Unido, España o Francia se les ha chafado la fiesta, y solo algunos privilegiados han podido sortear las nubes y contemplar desde un avión el "sol negro".

Previo pago de varios cientos de euros por cabeza, 50 daneses se montaron a bordo de un Boeing 737 fletado especialmente para la ocasión.

Aunque incluso allí se enfrentaron a algunos inconvenientes: "Desde el suelo, se puede oír a los pájaros comportarse de forma distinta y sentir cómo cae la temperatura", explicaba a la AFP uno de los pasajeros, Valentin Mikkelsen, antes de subir al aparato.

Longyearbyen, AFP-NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario