Para el fiscal Sáenz, Nisman es víctima de un "escrache fascista"

Advirtió entonces que "la sociedad argentina no tolera más este tipo de hechos, ni los intentos del Poder Ejecutivo de intervenir sin tapujos en causas judiciales".

El fiscal general Ricardo Sáenz denunció que el fallecido fiscal Alberto Nisman es objeto de un "escrache de tipo fascista" que consiste en "frivolizar" su vida privada" para "deslegitimar su trabajo".

"No hay más espacio para emprender operaciones de propaganda contra funcionarios políticos o judiciales, a modo de viejos escraches de tipo fascista, como viene ocurriendo con el pertinaz intento de frivolizar la vida privada de Nisman", enfatizó Sáenz.

Para el funcionario, en ese caso se tiene "la intención de deslegitimar su trabajo para que pensemos que su denuncia carece de fundamentos sólidos y que debe ser desestimada judicialmente, como ha ocurrido hasta ahora".

"La muerte de Nisman marca un punto de inflexión en una larga historia de desinteligencias y desmanejos de los operadores de la Justicia, tanto en lo referente a la relación con el poder político como con los servicios de inteligencia. Y también lo marca en esa misma línea para la sociedad, que hace años observa perpleja ese panorama", consdideró.

Sáenz indicó que "la sociedad argentina no tolera más este tipo de hechos, ni los intentos del Poder Ejecutivo de intervenir sin tapujos en causas judiciales, ni las distintas variantes reñidas con la legalidad con las que mucha veces el Poder Judicial tramita esa tendencia".

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario