INTERNACIONALES |

Perú quiere reforzar la protección de sus bosques en la Amazonía

En la reserva natural Pacaya Samiria viven siete comunidades que aprovechan los recursos naturales. Antes cortaban las plantas, que crecían hasta 40 metros, para recoger los aguajes. Ahora, para luchar contra la tala, recogen los frutos subiendo a las palmeras.

Por Carlos MANDUJANO. La temperatura supera los 31 grados a la sombra.

El follaje de palmeras atempera el calor abrasador que baña la reserva natural Pacaya Samiria, uno de los pulmones del planeta en plena Amazonía del Perú, donde proteger la biodiversidad es un mantra.

Aquí viven siete comunidades que aprovechan los recursos naturales de la reserva.

Una de ellas es la comunidad 20 de Enero, compuesta por 95 familias que desde hace 18 años vive del sembrado y cosecha del aguaje (Mauritia flexuosa), el fruto emblemático de la reserva.

Antes los pobladores cortaban las plantas, que crecían hasta 40 metros, para recoger los aguajes.

Ahora, para luchar contra la tala, recogen los frutos subiendo a las palmeras con un sistema constituido de dos cuerdas, conocidas como estrobos.

La cosecha se comercializa para la preparación de jugos, jabones y aceites medicinales, utilizados contra la caída del cabello y el estrés.

"Para nosotros el aguaje es un tesoro. Estamos conservando este recurso para nuestros hijos.
Acá se talaba el árbol, pero ahora lo conservamos", dijo a la AFP Wiler Tuesta, presidente de la Asociación de Productores y Procesadores de Aceite de Aguaje.

Iquitos, Perú, AFP-NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario