ECONOMIA |

Polémica por una denuncia de la AFIP contra grandes cerealeras

El titular del organismo, Ricardo Echegaray, las acusó de "prácticas criminales" ante el diario inglés The Guardian. Pero el organismo aseguró en un comunicado que el funcionario sólo había hablado de "delitos".

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricargo Echegaray, acusó a cuatro grandes comercializadoras de granos de cometer "delitos" de evasión fiscal en la Argentina. Lo hizo en una entrevista con el diario inglés The Guardian, y sus palabras causaron revuelo luego de que trascendiera inicialmente que había acusado a las cerealeras de tener "prácticas criminales".

El titular de la AFIP salió a aclarar que acusó a cerealeras de haber cometido "delitos" pero no de "prácticas criminales",
como trascendió de una agencia internacional. "En ningún momento de la entrevista con el inglés diario The Guardian el titular de la AFIP se refirió a practicas criminales, como consignó una agencia de noticias internacional, sino simplemente a delitos, en referencia a las maniobras cometidas por las empresas", indicó el organismo de recaudación en un comunicado.

Echegaray acusa de cometer delitos a las multinacionales ADM, Bunge, Cargill y Dreyfus. "2008 fue cuando los precios de las materias primas agrícolas se dispararon y fue el mejor año para ellos en precios, y sin embargo pudimos ver que las empresas con las mayores ventas mostraban beneficios muy pequeños en este país", agregó.

El diario inglés precisa que según otras fuentes la AFIP busca reclamar el reembolso de 476 millones de dólares de impuestos presuntamente no pagados a Bunge, 252 millones de dólares a Cargill y otros 140 millones de dólares a Dreyfus.
Bunge fue expulsada del Registro de Operadores de Granos, del que estaba suspendido desde principios de año junto con Cargill, ADM y Dreyfus.

Londres y Buenos Aires, AFP/NA.

Dejá tu comentario