Sociedad |

Preocupa el aumento de ataques sexuales en Capital y GBA

Advierten que los violadores "ya no improvisan" y piden mayor seguridad en terrenos baldíos.

La denuncia por violación de una adolescente de 18 años en el barrio porteño de Chacarita forma parte de una seguidilla perpetrada por abusadores que al momento de cometer estos ataques "no improvisan
ningún detalle", según remarcó una asociación que lucha contra este tipo de delitos.

En ese sentido, la presidenta de la Asociación de Víctimas de Violación (AVIVI), María Elena Leuzzi, explicó a Noticias Argentinas que "hay una preparación previa, como una logística, que hace el violador para atacar".

Leuzzi, madre de la joven Candela González, conoce este tipo de situaciones por el salvaje abuso sexual seguido de golpes que sufrió su hija hace ya 10 años, y por eso aseguró que este tipo de
delincuentes ya no actúan al voleo.

"Ellos también hacen un análisis del terreno donde van a atacar y se fijan en todos los detalles para no ser atrapados. Aparte, no hay que subestimarlos, porque leen diarios, ven televisión y están al tanto de lo que sucede", explicó Leuzzi.

Para la titular de AVIVI "es imposible hacer una prevención" de violaciones y afirmó que las únicas medidas que se pueden ejecutar son "mediante refuerzos en la seguridad".

Los dos últimos casos de abusos sexuales que tomaron repercusión por la violencia en los mismos se dieron a conocer el jueves en un descampado de la estación Belgrano R, donde la víctima fue una nena de 14 años que salía de la escuela, y este viernes en Chacarita, donde la víctima fue una joven de 18 años.

En estos dos hechos el violador fue directamente con fines de abuso sexual, pero anteriormente hubo una importante cantidad de casos en los que el delincuente asaltó a su víctima de paso y luego la violó.

Sin embargo, Leuzzi aclaró que "el verdadero fin de esos delincuentes es la violación" y agregó que el robo "es algo circunstancial y lo hacen para "no alarmarla y poder confundir a la víctima".

"El violador ha tomado la iniciativa para no alarmar. El motivo principal que tiene es la violación. Como las chicas están alertadas ante eventuales ataques, estos sujetos se acercan con fines de robo, las mujeres piensan que sólo las van a asaltar y es como que se confían y en ese momento las reducen y no atinan a gritar o a defenderse", completó María Elena a NA.

"Cometen un engaño escudados en que sólo van a robar, pero repito, el abusador sexual va a violar, no a robar. Eso lo hacen para confundir a la víctima", añadió.

Por último, Leuzzi instó a que "los funcionarios refuercen las medidas de seguridad, con refuerzos policiales en los cruces de las vías, mayor iluminación y desmalezamiento de los terrenos baldíos linderos al ferrocarril, porque es en esos lugares donde se vieron últimamente estos ataques sexuales".

Buenos Aires, NA, por Gastón Marote.

Dejá tu comentario