NACIONALES | proyecto | Diputados | debate

Diputados aprobó el proyecto de ampliación presupuestaria

Con 228 votos positivos, 9 negativos y 16 abstenciones, la iniciativa logró la media sanción y quedó en condiciones de ser tratada en el Senado.

Por amplia mayoría y apoyo opositor, el oficialismo logró hoy aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de ley que aumenta 33,6% las partidas del presupuesto, con un incremento del gasto en casi 1,9 billones de pesos.

Con 228 votos positivos, 9 negativos y 16 abstenciones, la iniciativa girada por el Poder Ejecutivo logró la media sanción y quedó en condiciones de ser tratada en el Senado.

En el debate en particular del proyecto, tanto Juntos por el Cambio como el interbloque Federal votaron en contra del artículo 7 que establece un mecanismo que abre la puerta al canje de bonos en pesos por títulos en dólares a un plazo más largo, pero sin la fuerza suficiente para bloquear la redacción del dictamen de mayoría.

Al abrir la ronda de oradores, el miembro informante del oficialismo, Carlos Heller, señaló que "la situación generada por la pandemia sanitaria" provocó por un lado "un aumento razonable de cada una de los requerimientos de gastos", y al mismo tiempo "una caída preocupante de los ingresos producto de la menor actividad económica".

En tanto, resaltó la predisposición del Frente de Todos, en consulta con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para retirar del dictamen la reposición del IVA del 10,5% a la leche común, un aspecto que generaba polémica con la oposición y que será tratado más adelante en el marco de una discusión específica en materia tributaria.

A su turno, el diputado santafesino del PRO Luciano Laspina manifestó una acompañamiento en general al proyecto, pero hizo una serie de señalamientos.

"Me sorprendió -y esto es responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional- que no haya medidas de austeridad fiscal en este Presupuesto en el medio de una caída inédita de los recursos y de un Banco Central que ya no da abasto pidiendo a la imprenta que imprima billetes", cuestionó.

Advirtió que se trata de una "señal" negativa y que podría traer consecuencias en el "impuesto inflacionario" que pagará la sociedad en la pospandemia, producto de abusar con "la maquinita de imprimir billetes".

"Un programa de gastos no es un programa económico, es un programa de emergencia para la transición", alertó.

A su vez, Laspina cuestionó el artículo 7 del proyecto que permitirá canjear bonos en pesos por títulos en dólares.

Sobre este punto controversial, recogió el guante el diputado del interbloque Federal Jorge Sarghini, quien aseguró que se trata de una "nube negra" en el Presupuesto.

"En un gobierno del que no somos parte pero que hemos visto su sensibilidad a la hora de asignar recursos en un momento de crisis tan brutal como la que vemos, nos llama poderosamente este privilegio de dolarizar deudas en pesos", cuestionó.

Un rato antes, Heller había defendido este aspecto del proyecto al argumentar que "en los primeros cinco años" ningún tenedor de deuda "recibirá nada", ya que el bono más corto recién empezará a amortizar en 2025.

"Es una buena medida y ayuda al objetivo de ordenar la deuda aunque parezca contradictorio", subrayó.

Pese a sus reparos, Sarghini brindó un enfático respaldo al proyecto y se diferenció de Juntos por el Cambio, al sostener que desde su espacio no le exigen al Gobierno en el actual contexto de incertidumbre económica "un plan acabado y un presupuesto definido con precisión".

En tanto, el diputado del PTS-Frente de Izquierda Nicolás del Caño cuestionó que mientras "el Gobierno ajustó a los jubilados" al suspender la ley de movilidad, en este proyecto de presupuesto se atiende "la incertidumbre terrible" que tienen los "buitres", a los que les "otorgan beneficios".

"Es incompatible pagar la deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta a los especuladores extranjeros y complacer a los grandes grupos económicos, y al mismo tiempo atender a las grandes mayorías populares. Son intereses irreconciliables", planteó.

A pedido del jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, el oficialismo accedió a incorporar al proyecto oficial un fondo especial de infraestructura municipal para la provincia de Buenos Aires.

"Todos sabemos que cuando la pobreza pega, en nuestra provincia pega más. Que cuando hay desocupación, en nuestra provincia pega más. Sabemos que es una provincia solidaria a la que solo le vuelve la mitad de lo que pone en la Argentina como fondos coparticipables. Es uno de los lugares donde más golpeó la pandemia, hay necesidad de una reactivación rápida", explicó el opositor.

En la iniciativa que ahora pasó al Senado, el Poder Ejecutivo propone ampliar partidas del Presupuesto 2020 con un incremento del gasto de 1.859.583 millones de pesos, que se sumará a los $5,5 billones ya aprobados.

El 80% de ese gasto adicional se explica por las prestaciones de la seguridad social, subsidios económicos a la energía y el transporte para sostener el congelamiento tarifario, y los programas IFE y ATP.

En cuanto a las correcciones económicas que introduce el proyecto, se estipula que el déficit primario trepará a $2,2 billones, lo que representa una suba del 122% en comparación con los niveles vigentes al 30 de junio, y un 620,6% si se lo compara con el resultado fiscal inicial de enero.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario