Revocan el arresto domiciliario al apropiador Hidalgo Garzón

Un Tribunal de La Plata tomó esta decisión contra el mayor retirado que trabajó en inteligencia del Ejército. Se encuentra procesado por la comisión de más de doscientos delitos de lesa humanidad y por la apropiación de Laura Catalina de Sanctis Ovando.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 1 de La Plata revocó la prisión domiciliaria de Carlos del Señor Hidalgo Garzón, un mayor retirado que trabajó en inteligencia del Ejército y que se encuentra procesado por la comisión de más de doscientos delitos de lesa humanidad y por la apropiación de Laura Catalina de Sanctis Ovando.

Los jueces ordenaron su traslado al Hospital del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza tras una solicitud realizada por la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que actúa como parte querellante, por "presunta violación por parte de Hidalgo Garzón de las condiciones impuestas para el usufructo del beneficio de detención domiciliaria".

Puntualmente, la decisión fue adoptada luego de que la Asociación que preside Estela de Carlotto denunciara que Hidalgo Garzón había sido visto por Laura Catalina mientras paseaba en bicicleta a pocas cuadras de su domicilio, el 16 y 20 de enero pasados.

Al conocer la decisión, Abuelas expresó su "satisfacción", tras cuestionar que en la causa donde se lo procesó por la apropiación de Laura Catalina "no se haya adoptado ninguna medida cautelar para prevenir su fuga o posibles atentados contra la víctima y los testigos".

"Esto teniendo en cuenta no sólo la gravedad de los delitos que se le imputan, sino también los numerosos elementos que evidenciaban estos riesgos, como sus antecedentes como oficial de inteligencia del Ejército, y sus contactos aún vigentes, un intento de fuga al Paraguay ya comprobado y una serie de cartas con expresiones amenazantes que fueron aportadas a la causa",
señalaron las Abuelas.

Según informaron en un comunicado, el represor se encontraba hasta ahora alojado en una residencia geriátrica del barrio porteño de Belgrano, "por autorización del juez federal Manuel Blanco".

Sin embargo, según destacaron el fiscal y los jueces Carlos Rozansky, Pablo Jantus y Pablo Vega, "no existe razón legal alguna para que Hidalgo Garzón esté gozando el beneficio otorgado".

Por el contrario, se trataba de "un caso verdaderamente paradigmático de doble estándar", ya que resulta impensable que en cualquier causa un juez autorice el traslado de un procesado con prisión preventiva por más de doscientos delitos y con antecedentes psiquiátricos a un geriátrico y sin restricciones de movilidad ni seguridad, indicó la organización de derechos humanos.

"En este sentido, recibimos con agrado la decisión del TOF N° 1 de La Plata y exhortamos a los jueces a cumplir su deber ordenando las medidas cautelares necesarias respecto de los genocidas procesados.

Las medidas de arresto domiciliario a los represores que no cuentan con ningún mecanismo de control efectivo, son una mera formalidad y no previenen las fugas ni garantizan la seguridad de las víctimas y testigos. En estas condiciones, constituyen lisa y llanamente un nuevo privilegio que se otorga a los peores criminales de nuestra historia", concluyó la organización.

Buenos Aires, NA.

BUENOS AIRES, NA
NOTA COMPLETA PARA ABONADOS
https://www.facebook.com/AgenciaNA
https://twitter.com/NAagencia

Dejá tu comentario