Separaron al custodio de mayor confianza de Nisman

Benítez, único agente que entró al departamento de Nisman el fin de semana antes de su muerte, era el más antiguo de los suboficiales que integraban la custodia del fiscal.

El suboficial Rubén Benítez, custodio de mayor confianza del fallecido fiscal federal Alberto Nisman, fue separado de su cargo por decisión de las máximas autoridades de la Policía Federal.

De esta manera, ya son tres los efectivos policiales que integraban la custodia del funcionario judicial encargado de investigar el atentado a la AMIA separados de su cargo.

Benítez, único agente que entró al departamento de Nisman el fin de semana antes de su muerte, era el más antiguo de los suboficiales que integraban la custodia del fiscal, a quien conocía desde hacía más de 10 años.

Según se supo, el suboficial comenzó a trabajar con Nisman en 1999 y con los años forjaron cierta confianza.

De acuerdo con su propio testimonio, el sábado Nisman le pidió consejos sobre qué tipo de arma podría comprarse para defenderse cuando saliera en su auto, en el hipotético caso de si estuviera solo e intentaban atacarlo.

La separación de Benítez se suma a la de Armando Niz y a Luis Miño, quienes también quedaron "provisoriamente afuera de la fuerza" hasta que se esclarezca si cumplieron con su deber en las horas previas a la muerte del fiscal.

En el caso de estos dos últimos, habían sido sumariados la semana pasada por irregularidades a la hora de reportar la falta de respuestas del fiscal el día de su muerte, al tiempo que luego exhibieron contradicciones al declarar ante la fiscal Viviana Fein respecto de los horarios y lugares en que se encontraban aquella jornada.

Buenos Aires, NA.

NOTA COMPLETA SOLO PARA ABONADOS.

Dejá tu comentario